Google+ Followers

miércoles, 25 de mayo de 2016

COMPASIÓN, PIEDAD, REMORDIMIENTO, INDIGNACIÓN...


Y otros tantos sentimientos, vecinos de las virtudes teologales, despierta esta imagen.
Y todavía, escondido en la trasera del auto, protegido del sufrimiento ajeno por la ventanilla, tuvo fuerzas e instinto artístico, el fotógrafo, para enfocar, componer y disparar.
Y ahora nosotros, desde detrás de la pantalla del ordenador, nos sentimos compasivos, piadosos, compungidos y hasta indignados.
! Y una mierda !. Una caca grande y pestilente, en la cloaca donde chapoteamos, que no está tan lejos como el sari o la tez cobriza de las victimas, inmortalizadas gracias a nuestra ceguera, pueda hacernos pensar. Eso somos, y nada más.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Archivo del blog