Google+ Followers

domingo, 28 de diciembre de 2008

TRILOGÍA SOCIAL II. MIRANDO HACIA ATRÁS SIN IRA.-










Sirva como homenaje a Harold Pinter, coetáneo de John Osborne que era partidario de mirar con ira, como artista cuya trayectoria vital suma valor a su obra. Como prueba, su discurso de aceptación del Nóbel de literatura en el 2005, que comienza con: 'No hay grandes diferencias entre realidad y ficción, ni entre lo verdadero y lo falso. Una cosa no es necesariamente verdadera o falsa; puede ser al mismo tiempo verdadera y falsa.' Y que termina con el poema de Pablo Neruda: 'Explico Algunas Cosas' donde el poeta llora por la sangre vertida en el sitio y lugar que todos conocemos. http://nobelprize.org/literature/laureates/2005/pinter-lecture-e.html .

La correcta ubicación temporal de ese atrás hacia donde miramos, sin embargo, pertenece a los arcanos , secretos o misterios difíciles de entender, y suele fecharse interesadamente, por quien pretende usar el pasado como palanca de su discurso. Por ello, creo razonable irme hasta ese lugar desde donde no se puede retroceder, el Génesis, y comenzar por el principio.
¿Y que encontramos?:
La Primera guerra en el Cielo, en la que Lucifer, primer ángel y querubín en ser creado, realiza sin éxito un golpe de Estado, y a raíz de su fracaso, los angeles que le apoyaban, cayeron en desgracia en el espacio celestial, hasta convertirse en demonios, y refugiarse en la oposición, también llamada Infierno. Si bien , nadie parece discutir a estas alturas que ello aconteció de esa manera, todavía no parece estar definida la causa real de la rebelión, ni mucho menos quien tuvo la culpa.
Hay diversas teorías sobre el asunto, a pesar del tiempo transcurrido, tiempo con patrones de medida tan poco conocidos como el infinito, que siguen estando en vigor, e insistiendo en ser únicas, y por tanto excluyentes.
Que si “El libre albedrío” con que Dios dotó a sus angeles (para ver que pasaba) , capacidad para pensar, elegir, y hasta para equivocarse, a la vez que creó otros desprovistos de esa capacidad por si no funcionaba el invento, como así sucedió, y disponer de un grupo fiel que lo defendiese en “toda” circunstancia.
Que si la vanidad, la ambición de poder del tal Lucifer, que quería ser califa en lugar del Califa. Que si la lujuria, provocada entre algunos angeles por las hembras, hijas de Adán, a quienes en principio tenían la misión de cuidar en el Edén, del que, además habían sido promotores y constructores. (Aunque sobre el sexo de los angeles se cierne un interrogante sin respuesta, y bástenos recordar que los expertos en el tema se encontraban discutiéndolo durante la caída de Constantinopla, tan entretenidos que no prestaron atención a la tormenta).
Que si la envidia de que un trozo de arcilla cocida tuviese mas privilegios que la Jerarquía Celeste. A saber: nueve coros angélicos, agrupados en tres grupos, serafines, querubines y tronos (primer grupo); dominaciones, virtudes y potestades (segundo grupo) y principados y ángeles (tercer grupo). Según Dionisio Aeropagita.

Lo cierto, y lo falso como bien dice Mr.Pinter, es que los mas debiles en el escalafón, los angeles, pagaron su pecado, con la deshonra y con el cambio de color, ya que desde entonces se les conoce también como angeles azules, nombre tomado por el eximio poeta catalan, Eugenio D´Ors, a quien se considera autor, no acreditado, de aquello de “ Unidad de destino en lo universal” y que, en esta ocasión y como prueba de exuberante ingenio, usó el termino angeles azules para definir a aquellas humanas flatulencias infraumbilicales de fuerte olor azufrado, o sea que nos rememoran el lugar do habita el ángel caído. Así es la historia universal de la infamia, pero esa era de Borges, y otros.
Y es que, si la causa sigue sin estar clara, sin duda perderemos el tiempo buscando culpables. Y a ello vamos. El bien y el mal. !Que sería de la culpa sin el pecado!.

Por tu curpa curpita yo tengo
Negro negrito, mi corazón.

Y es que el bien y el mal constituyen otra dualidad dicotómica, como la de cielo e infierno, o como la de gobierno y oposición, en la que no se concibe que el uno pueda vivir el otro. Son los dos perfiles del mismo rostro que a lo largo de las civilizaciones y sus respectivas religiones han conseguido permanecer incólumes hasta nuestros días.
Si bien el mal tiene origen humano, según los redactores de la carta magna universal, aunque en algunos casos es aceptada la influencia que en su origen tiene el demonio, cuya misión es la echar a perder al hombre, como creación divina. Un poco por envidia como hemos visto, y otro poco por venganza.
Pero el hombre es racional, o intenta aparentarlo, y usa la inteligencia de los grandes pensadores que, en oposición a los dogmas religiosos, buscan explicaciones diferentes, aunque sea a riesgo de ignorar la tradicional parafernalia, valga la expresión, sobre el origen del bien y del mal.
Y surge el racionalismo en el mundo moderno. Ya saben, después de que el divino marques se escapase de la Bastilla para ir a caer a Charenton. En vigor, hasta que un nuevo giro del pensamiento vuelve a convulsionar nuestra moral.
Aparecen los tres maestros de la sospecha, que no son Poirot, Maigret ni Miss Marple como yo sospechaba, sino aquellos que consideran que la razón esconde pasiones mas profundas, que mueven el mundo, la economía según Marx, el poder según Nietzsche y el inconsciente sexual de Freud, que son las ultimas lumbreras que han iluminado el horizonte.
Así el concepto de bien y mal como algo absoluto, gestionado por las religiones y utilizado, junto a la promesa del premio y del castigo para mantener a las multitudes bajo el control de la autoridad, como elemento de poder, se vuelve absolutamente reversible cuando Nietzsche nos explica su origen como la delimitación categórica entre amos y esclavos, y como los últimos, resentidos, tornan en vicios los nobles atributos que identificaban el poder con la bondad, y se rebelan otra vez.
“Vicios privados, virtudes publicas” fue un lema hipócrita socialmente aceptado por el poder durante siglos, y solo ocasionalmente, en tiempos previos a toda Némesis, suele cambiarse por otro parecido “Vicios públicos, virtudes privadas” que puede resultarnos más próximo y familiar, a la vez que mostrarnos que ya, ni la hipocresia resulta necesaria..
Curiosamente en los top ten de malvados de la historia, que para todo hay cretinos oigan, figuran aparte de los consabidos Caín y Judas Iscariote, los grandes derrotados en los conflictos clave de la humanidad: Hitler, Mussolini, Caligula, etc. Con excepción de algunos vencedores cercanos a los que suele tenerse en el purgatorio, o plaza mayor, un tiempo prudencial antes de su condena. Así sabemos, con evidente sorpresa, que son los que ganan las batallas, los que deciden la continuidad del concepto del bien y del mal, y el como administrarlos.
Y es que, pretender separar las partes de un conjunto de dos, es imposible sin deshacer el conjunto. Por eso el mensaje tradicional, solo puede ir dirigido a los que fueron creados sin libre albedrío o a los que creen que las diez mejores canciones son las del top ten.
Como ya dijo el sabio: “Si prescindo de uno de mis dos hemisferios, el derecho o el izquierdo, mi cerebro no lo resistiría” Y como dice nuestro héroe del día, Sam Spade, “No debo lealtad a ninguno de los dos bandos” . Ya que, como hemos visto, ninguna parte tiene sentido sin el resto.
Sucede que la actitud del personaje principal de “Cosecha roja” D. Hammett 1929, no es la del pensador que intenta adaptar las inquietudes milenarias al estado de la sociedad en que le toca vivir, sino la de ejercer como catalizador de un fenómeno de destrucción controlada, mas o menos como las guerras lejanas, que termine con ambos antagonistas y deje libre el terreno a la paz que resurgirá de las cenizas. Si le añadimos que está motivado por la venganza, por el afán de resarcir el daño que, ambas partes, hicieron a un amigo, vemos que el argumento bíblico vuelve a repetirse. El deja vu.
El detective de la agencia Continental, se infiltra alternativamente en los dos bandos y va creando las condiciones para que se enfrenten interminablemente hasta que dejen de ser un problema, el problema.
Ni simpatizo con la idea, ni con los héroes individuales, ni mucho menos con el personaje más apocalíptico de la serie negra. Aunque sus motivaciones, que no su trayectoria que lo descalifica, orientan hacia la utopía de que el paraíso existe, y que es posible acercarse al ideal de que los hombres comiencen a valorar mas lo que tienen en común que lo que los separa, y a actuar en consecuencia. Pero no puedo engañarme sobre la tenacidad, la persistencia del invento este del bien y el mal, del ángel y el demonio a través de los tiempos, y debo resignarme a que:

!Cuantos siglos de aceituna
Los pies y las manos presos
Sol a sol y luna a luna
Pesan sobre nuestros huesos!.

La verdad es que la idea revolucionaria de Dashiel Hammett, ha sido largamente acariciada por Bernardo Bertolucci, sin éxito, para llevarla al cine. Y a su pesar, ha visto al menos tres excelentes versiones: Yojimbo 1961 de Akira Kurosawa, Por un puñado de dólares 1964 de Sergio Leone y Miller´s Crossing 1990 de Joel Coen, y en ninguna de ellas, pueden creerme, se cita en absoluto al creador de la historia original, el Sr. Hammett. Y es que volvemos a ignorar a los perdedores y a los ausentes y a salirnos con la nuestra. A darle la vuelta a las ideas y a los hechos, con una única condición, que revierta en nuestro beneficio. Y así nos va.

-¿Y fue por motivos religiosos?
- ¡No, no!. La religión perdió adeptos desde que en el 2233 los científicos descubrieron el gen del miedo.- Dijo Sam a Ruby
. (Sam venia desde el 2470, viajando en el tiempo)

De Happy Accidents 2000 de Brad Anderson.

Esta última, la vi ayer. Y no me digan que el cine no es optimista y esperanzador. Entre otras virtudes.

P.D.-
Por extensión, también se puede denominar como "ángel" a una persona normal que nos brinda confianza, alegría y seguridad a nuestras vidas, "en quien se suponen las cualidades propias de los espíritus angélicos, es decir, bondad, belleza e inocencia" R.A.E.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

jueves, 25 de diciembre de 2008

EVENTO EXCEPCIONAL



EN LA MADRUGADA DEL DIA VEINTICINCO DE DICIEMBRE, EN EL BELÉN DE MI CASA, EN EL BARRIO DE SAN FRANCISCO.
ATÓNITO , ANODADADO, Y ORGULLOSO DE COMUNICAR A LA HUMANIDAD LOS MEJORES AUGURIOS EN EL AÑO 2009 DE NUESTRA ERA. (PRIMER PARTO GEMELAR).
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

lunes, 22 de diciembre de 2008

TRILOGÍA SOCIAL. I.- DE LA CARIDAD Y OTRAS VIRTUDES.




En la fotografia, de época, podemos apreciar la presentación ante las autoridades, de los ocupantes de la penúltima patera. El protagonista de hoy aparece de espaldas, tonsurado.


El limosnero

Sirve esta palabra para designar a los que dan o reparten la limosna a los pobres.
El ser un hombre limosnero o propenso a hacer limosna con su propio peculio es una virtud muy loable hija de la caridad, si la limosna no se hace con el fin de ganar buena reputación sino aliviar los males del prójimo.(De Wikipedia)
Sobre el tema del valor ético de la caridad, de la generosa actitud del que practica el “No importan los medios” si el fin es ganar la buena reputación, existen publicaciones recientes de
D.Fernando Savater, filósofo, político, ganador de premios literarios y experto en la materia, a las cuales remito.

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 29 julio 2007.- Benedicto XVI ha nombrado Limosnero de Su Santidad el Papa al arzobispo español AAA, hasta ahora nuncio apostólico en Malta y Libia. El limosnero de Su Santidad forma parte de la Casa Pontificia y es delegado por el Santo Padre para conceder la Bendición Apostólica por medio de un diploma en pergamino. La Limosnería Apostólica tiene entre sus objetivos ejercer la caridad hacia los pobres en nombre del Papa gracias a modestas contribuciones.(De la agencia vaticana Zenit)

La figura del Limosnero real aparece en la Corte de Castilla a finales del siglo XV, encarnada en uno o varios capellanes, delegados por los reyes para la practica de la caridad en su nombre, llegando a constituir una institución “Limosnería” con oficiales específicos y presupuestos propios. (Del manuscrito de Pedro de ToledoEl libro del limosnero real”), del cual reseñamos el titulo del capitulo III “El ejercicio de la real beneficencia” y sus epígrafes subalternos:
1)Indigencia y marginalidad en la España medieval
2)Destinatarios de la caridad y munificencia regias
y 3)Otras larguezas y atenciones.
Copia de este libro, patrimonio publico, puede conseguirse fácilmente mediante el correspondiente estipendio privado. Para los interesados: ISBN 8495983451.

Quiere esto decir que desde que ha habido pobres, es decir desde siempre, ha existido alguien dedicado a socorrerlos en la medida en que sus ricos proveedores, Iglesia o Estado, han sabido o podido hacerlo. El que la institución siga vigente, no hace mas que corroborar ciertas pautas sociales inherentes a la condición humana en su acepción grupal y su independencia de épocas, modas o regimenes políticos. Algo así.
Aunque la revolución francesa, y el contrato social de Juan Jacobo lo pontifica, laicamente por supuesto, cambiando el termino caridad por el de justicia, menos vergonzante para la sociedad. Añadiendo después el adjetivo redistributiva, con el que comienzan a surgir los problemas que, tiempo y miseria mediante, originarían revoluciones, guerras, nuevas religiones, y un nuevo estatus internacional que divide al mundo civilizado en cuatro clases de individuos, que según Roberto Bolaño son las tres siguientes: Los liberales, también llamados, republicanos, blancos, azules, etc. que creen que el individuo (ciudadano desde que cantaron aquella canción en el Bar de Rick, en Casablanca) debe y puede buscarse la vida, dentro de un orden, y que al que San Pedro se la bendice por algo será. Y los conservadores, que usan muchos nombres, también positivos e intercambiables todos ellos, como progresistas, demócratas, verdes, tories , etc. que piensan que al individuo no se le puede dejar a su libre albedrío hasta el extremo de que pueda llegar a hacerse daño, que hay que protegerlo, que no se le puede dejar solo, y que para eso está el papá Estado.
Todas son opciones estupendas, como puede comprobarse y en lo único que no han disentido a lo largo de este pequeño lapso temporal, es en dejar, aparentemente, en segundo plano el poder de las respectivas iglesias, y en mantener, incrementar o modificar, en el sentido que a continuación vamos a reseñar, la figura de esta excelente e imprescindible institución , el limosnero.

Esta figura, fundamenta su existencia en la necesidad de un determinado porcentaje de menesterosos entre la población, de una “masa critica”, usurpando un termino ideado por los padres del progreso. Estuvo durante siglos supeditada a dos eventualidades inquietantes, la munificencia regia que a su vez dependía del estado, generalmente exhausto, de las arcas, y de algo mucho mas peligroso, el favor real a la hora de nombrar al cabecilla de los dispensadores. Cosa harto difícil si vemos que el primero, el mismo D. Pedro de Toledo fue lo que fue, no solo por ser obispo de Málaga, cuando Málaga era todavía musulmana, sino por ser el padre suyo, el tal Relator que tanto tuvo que ver con la génesis de la leyenda negra española, totalmente infundada por cierto, por mas que el susodicho Relator, Don Fernán Díaz de Toledo, antes Mosén Hamomo, influyera decididamente en la condena a muerte de D. Álvaro de Luna, o fuese coautor del extraordinario tratado “Contra algunos zizañadores de la nación de los convertidos del pueblo de Israel”, entre otras pequeñas aportaciones a la Corona que, no por ello, y si por sus meritos propios, nombró primer limosnero del reino a su hijo D. Pedro, eminentísimo humanista por mas señas. Tiempo ha. Pretérito perfecto.

Una vez establecida la correspondiente fuente de ingresos vía diezmo, via sanciones penales pecuniarias, luego IVA e IRPF, tan solo quedó adaptarse al devenir de los siglos. El Señor feudal, el monarca o el arcipreste de turno, dejaron su lugar, no sin cierto pesar, a otro tipo de poder supremo, el del Pueblo, y este fue un cambio crucial en la metamorfosis del limosnero.
Quien pasó a ser nombrado, indirectamente, todo hay que decirlo, por el mismo pueblo entre el que repartía sus limosnas. Y esto le creo un problema, el de conseguir su elección y extender su permanencia en el cargo, (cargo multiplicado en su extensión desde la cabeza de la nación hasta la ultima falange(¿) del dedo mas lejano), resuelto con múltiples y maquiavélicas soluciones. Primero la necesidad, ahora obligación, de mantener un adecuado semillero de menesterosos que , además de justificar la entidad, pudieran ser considerados como activos tangibles a la hora de renovar los votos de la nueva religión, el sufragio universal, que así lo dictamina, y de este modo, el porcentaje de agradecidos perceptores netos de los fondos benefactores, se convirtió de repente en un valor sagrado a través de los tiempos, ya que el resto de votos, hasta el cien por cien, quedaba siempre diluido entre segmentos inoperantes, el valiosísimo absentista que regalaba un buen trozo de la tarta, y otros pequeños grupos con los que siempre se puede negociar a posteriori, consiguiendo entre todos hacer buena la máxima del conde de Romanones, (excelso latifundista, ante la propuesta de reparto de la tierra, ¡Voto afirmativo! .”Que entre lo que tengo y además, lo que me tocará en el reparto, no puedo salir perdiendo”). Que aquí podría traducirse por: Con que el tres por ciento del electorado me vote, teniendo en cuenta los que no cuentan y los que ya cuento, además de los que comen en mi mano, sospecho que la posibilidad de continuar con el puesto de limosnero es bastante generosa. Larga vida a nuestro benefactor y ¡Loor a San Dimas!.(Berlanga).
Hasta aquí bien. Todos conformes y nada que objetar. Los hados nos fueron propicios y el penúltimo invento de nuestro Numen, el Estado del bienestar, probó su eficacia a lo largo de dos o tres pandemias y quince o veinte guerras, todas veniales.

Pero de pronto la tierra dejó de girar. No es que comenzase a girar al revés. Esto por excepcional que hubiese sido, habría dejado indiferente a la mayoría, que no habrían tardado en acostumbrarse a que las manecillas del reloj circulasen en sentido contrario al del astro rey.
Lo auténticamente aterrador es que se ha parado, en una fracción infinitesimal de tiempo, imperceptible para los que estuvieron y para los que vendrán, pero terriblemente angustiosa para los apostadores profesionales que han congelado su postura en una actitud de inacción total y mantienen el puño apretado a la espera de la señal que indique el próximo sentido en el movimiento del eje terráqueo. El movimiento, previsible, será el mismo de siempre. Pero la espera está resultando caótica.
A esta situación llaman los expertos crisis financiera, y al parecer suele estar continuada por una crisis social: mas paro, mas pobres, mas hambre (¿Les suena el escenario?) si no se corta a tiempo la primera. Cosa que, al parecer, no se ha conseguido, en el dudoso caso de que se haya intentado. Y después continuará, como en otros episodios similares, con una crisis política de consecuencias imprevisibles. Y no es que sea imprevisible solo para el peculio del limosnero, sino que al intentar apagar el fuego con gasolina, el sueño de la razón produce monstruos, Hiroshima, Nagasaki, Dresde, Stalingrado, etc.
Pecado, pecado mortal..
Pero esto es algo que solo está en la mente de los agoreros, fea palabra con la que pensé me calificaban tras mis gamberradas infantiles-juveniles-seniles “Gorero” me decían las victimas, y que me tuvo sin sueño por la sospecha de ser agorero, hasta que descubrí que querían decir “Grosero” ,en el metalenguaje del manglar de donde nunca debí salir. Palabra perfecta para calificar una mente cafre y bastante alejada del más cruel de los calificativos: agorero, cenizo, que identifica a aquel que no es que avisa del mal por llegar, sino que es directamente culpable del mismo. Así que olvidémoslo.

Olvidemos el pasado,
Olvidemos el pasado,
y volvamos al amor.
Porque si no es a tu lado,
porque si no es a tu lado,
donde voy a estar mejor.
Tiruli ruli ruli rulí.
Tiruli ruli ruli rulá

Pero es que la cosa es mucho peor. Creanme. Eventos que me hacen olvidar las naves en llamas más allá de Orion (Blade Runner). Cosas que los hombres nunca habrían podido imaginar.
El limosnero se ha propuesto yugular la crisis, cambiar el destino de la humanidad, reiniciar el giro de la tierra. ¿Y como?. Muy fácil. Dando a quien no lo necesita, un dinero que no es el suyo. Y no es a imitación de los bancos que con esta misma actitud ante las hipotecas, originaron el actual estado de cosas, es con la valiente y acertada carrera hacia la nada del pollo al que acaban de cortar la cabeza. Agotado el superávit del Estado que otrora tampoco se dedicara a limosnear los pobres ajenos, el 0,7%, ahora pide prestado a cuenta del futuro de los hijos y los nietos en un intento desesperado de que funcione…La Banca…La Industria del automóvil…Los medios de comunicación (pronto), o cualquier otro sector que haya demostrado fehacientemente su ineficiencia en los últimos tiempos.
Añadiendo un matiz harto caritativo al óbolo que tanto necesita el banquero menesteroso, cual es el anonimato. Absoluta opacidad, discreción suma sobre los bendecidos por las hipotecas de nuestros hijos. Que no sepa tu mano izquierda, la que recoge limosna, lo que hace tu mano derecha, quien la reparte. Muy cristiano el limosnero.
Ignorando todo el camino que ha recorrido en dirección contraria a la Iglesia verdadera y, sobre todo, ignorando las enseñanzas de la misma. Que si lleva mas de dos siglos en este mundo es por algo que se llama gestión eficiente de los recursos.
Ya en el terreno laico del asunto, resultaría impensable que el citado D. Pedro de Toledo hubiese gastado los fondos necesarios para socorro publico y hubiese gestionado un crédito de motu propio y a cuenta de su Señora, para seguir repartiendo doblones o maravedíes. Y mucho mas impensable que se negase a rendir cuentas a la Reina Santa, con el pretexto de que lo vergonzoso de recibir ayuda publica justifica el anonimato de quienes la reciben.
Pero es que además, remitiéndonos a la figura original, y a la vez actual, la del limosnero papal, podremos observar que su misión es vender pergaminos, bendiciones papales, que quedan estupendamente en el recibidor del adosado, doy fe, y repartir los ingresos, y solo esos, entre los menesterosos. Así pueden seguir milenios. Sin problemas.

Me temo que se están rompiendo conceptos y preceptos, sin el menor respeto, y con el menor pretexto. Y , lo que es peor, sin ninguna previsión. Porque la inevitable crisis social, que sigue a la financiera, está ya aquí. Y esta requiere ingente cantidades de recursos, endeudarse hasta donde proceda, para dar abrigo y sustento a una parte de la población que, multiplicando aquella masa critica tan necesaria para asegurar la reelección, no se ha convertido en “un lastre inasumible para la prosperidad nacional” (esto no tienen c. de decirlo, todavía) sino en las victimas , en la consecuencia de la incorrecta gestión del reciente y riquísimo pasado. Y con esta necesaria ayuda ilimitada, urbi et orbe, demostrar que existe un Estado, y que como tal va a justificar sus fundamentos.
Como repetidamente nos prometió el alcalde de Villa del Rio.(Pepe Isbert).
Para ello hará falta disponer del dinero que ahora se está repartiendo entre la nobleza. Para ello hará falta una transparencia ejemplar que calme la acritud de los pobres de espíritu y de lo otro. Y, sobre todo, para ello hará falta , siempre hace falta, pensar en el bien presente, y en el futuro, en el de pasado mañana ,de aquellos a los que el libreto de esta opera ha designado como señores, como amos a los que hay que pedir permiso y rendir cuentas, el Pueblo.

Otro tema , igualmente de interés común, pero más confuso todavía, seria el plantearse el por qué se están haciendo las cosas así, el por qué se está gestionando en ese sentido, y sobre todo a quien, o mejor a quienes ,puede beneficiar la llegada, la apertura de la quinta carta de Fátima. Cada vez que me preguntan el por qué, respondo que esa es la respuesta, el por qué. Y la respuesta, amigo mio, está en el viento.
Blowin in the wind.
Bob Dylan, antes de cantar esta canción solía comentar: “Creo que entre el gran número de criminales que existe, se pueden contar los que vuelven la cara cuando ven el mal y saben que es el mal. Yo no tengo más que veintiún años y sé que se han hecho ya demasiadas guerras; vosotros, los que tenéis más, lo deberíais saber mejor aún. Ahora la mejor forma de responder a las preguntas de la canción, es exponerlas.”

Y ya no es hora de augures, eso es lo que hacía el agorero, y no siempre en el sentido tenebroso, en el de guía turístico del descenso a los infiernos de Dante. Si no hora de mirar por la ventana y ver como los lobos se han constituido en rebaño, han cerrado un circulo apretado con las fauces hacia el exterior, y están preparados para devorar las ovejas, aisladas y desesperadas, que se vayan acercando.


P.D. La Real Academia de la Lengua, en su extensión ultramarina, vulgo Las Otras, entiende que limosnero es tanto el que da limosna como el que la pide o recibe.
Y vuelve a la memoria el refranero castellano:

Que nunca tengas que pedir a quien pidió.
Que nunca tengas que servir a quien sirvió
.

Y digo yo: Que para este viaje…




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

sábado, 6 de diciembre de 2008

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DE LOS AÑOS SESENTA Y XI.-


XIº Mandamiento (el que perdió Moises):
-!Sed felices!. Por los siglos de los siglos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cuando oyes un mensaje de manera repetida, en interminable número de ocasiones,( suele suceder con la canción popular), resulta que hace tiempo que has dejado de escucharlo. A veces sucede desde el principio, oido pero no escuchado desde la primera vez, quedando el verso suelto, o acompañado, dando vueltas alrededor de nuestra cabeza sin que le prestemos la menor atención y, mucho menos, nos interesemos por el mensaje, por la historia que nos está contando. Pero…

A veces, algunas veces
el cantor tiene razón
no es solo su corazón
lo que sale por su boca.

Por eso la letra, el texto, es la protagonista absoluta de esta recopilación. Absolutamente en español, con la excepción de la obertura, ya vista, y del final, único instrumental que además, es una petición a la que no puedo, ni quiero, decepcionar. Aunque bien mirado hay una cancion extraordinaria, diferente en cuanto a la lengua en que está cantada. El autor, de origen argelino, nacido en Sicilia y criado en Bélgica, hizo su carrera cantando en francés, divino mestizaje. Y, cosa curiosa, la canción en cuestión yo la escucho en español. No solo la escucho sino que, inevitablemente la canto en mi idioma a la vez que el artista lo hace en el suyo. Un extraño karaoke que me hace pensar en el aparato con forma de custodia, como la que elevaba Jeremy Irons en “La Misión”, que ya aparecía en “Ultimátum a la Tierra”,donde permitía a los marcianos entenderse con los terrícolas que estaban al otro lado del artefacto. Algo así, pero absolutamente virtual, sin necesidad de otro artilugio que la imaginación, que el subconsciente. Supongo que a todo el mundo le habrá sucedido alguna vez con alguna canción, y además en este caso, no son meras suposiciones. Estoy seguro que más de uno la va a escuchar en la lengua de Cervantes, inevitablemente, cuando lleguen a ella. Digamos que es un extra añadido, magia musical, que deja en mantillas la parafernalia multimedia.
La epoca de procedencia resultará pretérita para muchos oyentes. Lo sé. Pero ello no es óbice (no sé bien lo que significa, pero viene al pelo) para que descubran voces absolutamente increíbles, usos y costumbres que parecían olvidados pero que son eternos, y sobre todo ritmos y coros, magníficos coros que nos obligarán a acompañarlos, queramos o no, con la riquísima variedad de la onomatopeya latina que, sin desdeñar los monguianos yeyeye o lalala, nos harán olvidar para siempre los originales doo doo wap.
Y es que, la mayoría son versiones, inevitablemte si tratamos de joyas patentadas con el made in, con esta y otras etiquetas que nos marcan su procedencia de galaxias más o menos lejanas.
Como versiones, que no copias, tienen el encanto de los arreglos propios de los instrumentos y tradiciones de los cantantes, a la vez que las limitaciones artísticas y políticas de estos. Todo ello, y mucho mas tiene cabida en una humilde tonada de dos minutos de duración. Historias completas de amor y desamor, profundas reflexiones sobre el mas universal de los sentimientos, timbres insospechados y giros sorprendentes en las voces masculinas o femeninas, a veces juntas, a veces enfrentadas. Un autentico compendio de sociología domestica y un perfecto manual de autoayuda tan necesario en este lunes de tormenta (esta me gusta en versión de B.B.King). Y para los ateos y descreídos de estas lineas educativas, no me queda más que enviarlos a la última canción, la de T.Carotone y rogarles que mediten después de disfrutarla, antes de negar la mayor.
Aparte del sentido del humor, de la simpatía de los temas y las ganas que les ponen los artistas del microsurco, hay alguna que otra, quizas media docena de ellas, que o bien son autenticas obras maestras, o en todo caso lo serán después de que las hayáis escuchado. Su valor intrínseco esta muy por encima de su tiempo o de su procedencia, y yo solo las comparto, después de haberlas sufrido. Porque va de eso.
En su mayoría son de origen mejicano. Este es nuestro pais hermano, hoy invitado estrella, y resulta obligado reconocerlo como fuente de inspiración, cuando uno se encuentra esas chicas, esos grupos y esos textos, y cuando el único problema, y el peor, es el de dejar fuera a decenas de otros que sencillamente no caben, o el no empezar desde cero y dedicar todo el disco a Mayte y Pili Gaos, a Los Apson o a los Hermanos Carrión, por citar algunos. Pero es que además, no he podido menos que incluir dos piezas,” Ebrio de amor” y “Te doy mis ojos” fuera de epoca, y hasta de estilo, una ranchera y un bolero, que me erizan la piel del alma, a la vez que me hacen sentirme feliz de tener una lengua, un idioma común con la gente que escribe esos versos.

01- Lollipop- Chordettes
02 -Busca una excusa- Nuri.
03- Compasión- Los payos
04 -Pelucon- Soledad Miranda
05- Me amarás mañana- Emily Cranz
06 -Magia Blanca- Hnos Carrion
07- Candida Maria Eugenia Rubio
08 -No te creo- Gelu y Tito Mora
09- Me lo dice a mi- Los 4 duendes
10- Susy La Coqueta- Mayte Gaos
11- Vuelve a mi- Los Apson.
12- Mi tonto amor- Connie Francis
13- Corazón De Roca- Los Fresno
14- Ebrio De Amor - Lindomar Castillo
15 -Lei – Adamo
16- Deten la noche- Miguel Rios
17- Que Inhumano- Hnos Carrion
18 - Embustera- Los Tigres
19 - Si Al Regresar- Los Tigres
20 - Dejalá Dejalá- Luis Gardey
21 - Hoy daria yo la vida- Martinha
22- Mundo Sin Amor- Hollyboys
23- Por Tu Querer- Mayte Gaos
24 - No toques esa cancion- The Ramblers
25 - Yo Se - Los Tigres
26- Te Regalo Mis Ojos -Maria Del Rayo
27 - Me cago en el amor- Tonino Carotone
28 - La playa- Los Mayas
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

martes, 2 de diciembre de 2008

CENTRO DE INTERPRETACION DE LOS AÑOS SESENTA X.-



Sobre una exposicion que ví en el Pergamon Museum:

Babilonia

Mito y realidad.


Para sacar a un Estado de la barbarie y llevarlo a la mayor opulencia, apenas se necesita algo más que paz, impuestos razonables y una administración de justicia tolerablemente buena”. Adam Smith

En las bodas de Caná, nos comimos los panes y los peces después del plato de lentejas.
1000 años A.C.. Zoroastro, alias Zaratustra, ya nos avisaba.

La clave de la cuestión es la razón oculta, el por qué Caná no nos invitó a su boda, el por qué vendió la primogenitura que no era suya por unas lentejas, y el por qué se está comiendo los peces, en vez de multiplicarlos que, segun el manual, es lo correcto. Del vino ya ni les cuento.
Sigue lloviendo, igual que entonces, pero ya no es noticia. Ahora toca engañar al personal, sedarlo profundamente con cualquier tontería, con cualquier piedra que se tenga a mano, para distraerlo del inminente futuro imperfecto. No hay pan, no hay peces, no hay lentejas. Del vino ni les cuento.
Pero si presumimos de Estado, y de no pertenecer a la barbarie, es momento de reflexionar si tenemos alguna base real para ello, para andar presumiendo. No hay paz, no le interesa al paisanaje desde hace mas de doscientos años, a pesar del descomunal esfuerzo que sus lideres han realizado en ese sentido, en el de que no haya paz. No hay impuestos razonables, con una economía sumergida que triplica la de cualquier país vecino, y con una hacienda pública que solo mira hacia la Kaaba. Y lo de administración de justicia tolerablemente buena, pues eso, tolerante lo es, pero la sensación del profano que esto transcribe, es que no hay Estado porque las leyes no se cumplen, y el aparato legislativo, otro que baila al ritmo del somormujo, no hace mas que perder el tiempo haciendonoslo perder a todos. Y del vino ni les cuento.
Terribles los augures, terribles las sibilas, y mas terribles aun el viento del norte en un invierno que no ha hecho mas que empezar.
Quizás sea el momento de volver a Zoroastro que inventó una religión basada en ángeles y demonios, en cielo e infierno, en virtud y en pecado. O quizás sea el momento de poner los pies en la tierra, de contar las monedas que nos quedan en el bolsillo y de prevenirnos contra charlatanes y falsos profetas. De apretarnos los cordones de las botas, y de echar a andar. Cuanto antes lo hagamos, mejor será para todos.

En los años sesenta, que es donde estábamos, Zoroastro se llamaba Zaratustra y este hablaba con las palabras de Nietzsche. Y decía cosas como qué, era necesaria la llegada de un nuevo hombre, un superhombre que, necesariamente, debería romper con la hipocresía moral de todas las religiones, romper con todas las deidades no demostradas (Hip!) y enseñar la realidad. Yo siempre he pensado que uno de los caminos que pueden llevarnos a terminar con el fraude generalizado, con la corrupción moral de Ninive y lugares limítrofes, no va ser el transmutarnos en estatuas saladas, (la fantasía tiene sus limites, aunque hemos visto que carece de época concreta), y que uno de estos caminos, quizás el menos cruento, después de la guerra o el cataclismo universal, podría ser una crisis, mejor dicho la CRISIS, el Big One de Obama Y, afortunadamente, ese es el camino que llevamos.
Y es que, después, de llevar mas de un año luchando en estas paginas, aportando ideas impagables,(yo desde luego no he visto nada), para conducirnos a un mundo mejor, y ver que cada mes que transcurre, cada día que pasa, el efecto conseguido es, en la realidad de Zaratustra, el contrario de mi postulado, no puedo menos que interpretar los hechos, la realidad del superhombre, como el advenimiento del comienzo, del principio, del amanecer de la luz que nos guiará a través de las tinieblas hacia una nueva época, donde el trato entre iguales, impida, o al menos minimice, la perversión del poder establecido, la idolatría y la injusticia. Pienso que, igual si sigo intentando mejorar el mundo, este sigue hacia peor, y este es el buen camino. Lo dice Nietzsche: y desde aquí lo suscribimos.

Pero es que, en esos años sesenta ocurrían cosas de mucha mas enjundia que las ideas importadas de los filósofos de cien o de tres mil años antes. Ocurría por ejemplo que en el cine de la Plaza de la Opera, Real Cinema, primero en Mongo en ofrecer Cinerama, (Los menores de cincuenta se van a quedar con las ganas de comprobar que era eso), justo antes de estrenar “La guerra de las Galaxias”, tuvieron en cartel la penúltima película de BardemLa corrupción de Chris Miller” con un eslogan que ocupaba el tercio inferior de la fachada-anuncio que decía literalmente: “Marisol masturbadora que nunca” a pesar de lo cual, y por que luego nada de nada, fue el ultimo fracaso de nuestra estrella adorada, que no el de Bardem que siguió fracasando hasta donde pudo, a pesar de que Jean Seberg era un icono real, en la irreal fantasía de muchos cinéfilos de antaño, y a pesar que en la critica decían que el filme “tiene tintes lésbicos” sin explicar que cosa era eso, a la vez que avisaban de la nueva nariz que los plásticos le habían puesto a Marisol. Total otro gran fracaso y otra gran mentira llamada Apertura, en aquella ocasión.
El problema, cuando llegas al mundo libreme Dios, es: ¿Cuál de las dos ha de helarte el corazón? “Si Rocío o Marisol”, porque las dos, Es que las dos, se deshacen por verme contento, esperando que llegue el momento, en que yo les diga……en que yo les diga (esto si es morcilla)….cual de las dos, me gusta mas”.
Y es que las dos se fueron con otro, y a pesar que fue bonito mientras duró, (no hay que ser injusto con los amores de la infancia, son los mas puros, y agradecidos), nos dejaron, nos abandonaron ya talluditos en un mundo proceloso sin justicia y sin amor, y en aquel entonces sin algo mucho mas básico para todo lo anterior, libertad.

La verdad es que pasamos de la represión en todo aquello que oliese a mundo demonio y carne, a la obscenidad mas cutre que pudiese imaginarse. Y a todo el mundo le pareció bien, normal, fantástico. Y así seguimos.
Mientras nuestros correligionarios en la lengua castellana, al menos Méjico, Argentina y Venezuela, llevaban decenios llamando a las cosas por su nombre, poniendo letras a las canciones que aquí todavía hoy, lo aseguro, no nos atreveríamos a escuchar (de hecho he excluido mas de media docena por este motivo),nosotros, en nuestro Mongo sempiterno, seguíamos hablando de tintes, de erratas de imprenta que cambiaban el significado de la frase, mas turbadora, y prohibiendo canciones de contenido explicito, aunque este fuese el titulo. Por ejemplo “Sofía” tuvo que ser retirada y renombrada “Lucia”, si bien es verdad que regalaban unas braguitas de papel con el disco, o “Monja” preciosa balada de arrime, como diría Silvio, pasó a llamarse “Monia” que sonaba igual, pero no era lo mismo.
Por ello tengo el atrevimiento , del mas demoledor de los ultrajes a la moral monguiana, de abrir nuestra selección musical del 2009,(como no parece seguro que lleguemos a él, vamos adelantando los mantecados) con una oportuna obertura, la terrible “Lollipop” cantada por The Chordettes”, original deRoss-Dixon, cosecha de 1958, y cuyo estribillo dice así:

I call him
Lollipop lollipop
Oh lolli lolli lolli
Lollipop lollipop…

A pesar de que, todos, sabemos idiomas, he de aclarar que la traducción del termino Lollipops es Chupachups, y la de Yeah es eso, Yeah.
Del resto ni les cuento, todo en castellano-gallego, todo inteligible y espero que disfrutable. Pueden bajarlo, solo los que hayan seguido el curso completo, pinchando en el enlace de abajo. Luego hay que descomprimirlo, grabarlo en un CD y meterlo en el tocata. A la semántica interpretativa del resto de su contenido dedicaremos un capitulo (El último, ánimo) aparte.

http://www.divshare.com/download/5935267-cfa

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Archivo del blog