Google+ Followers

viernes, 2 de septiembre de 2016

RUDY VAN GELDER, EL HOMBRE QUE AMABA LOS DISCOS.- (In memoriam).

                              



Como el niño que quiere volcar toda el agua del mar en su pequeño charquito  - excelente metáfora sobre la ingenuidad que a tantos usos espurios ha sido sometida -  así me encontraba yo a la hora de conseguir la colección perfecta, absoluta e insuperable de grabaciones de Jazz versión digital, con todos los bits a mi alcance.
Algunos vinilos arrugados por la humedad acumulada en sus fundas de cartón y su consiguiente  abandono en la estantería, me invitaban desde el advenimiento del compact, a recopilar los discos de quien consideraba el ingeniero de sonido que, con su nombre primero, y con sus siglas después, personificaba el monoteísmo de cualquier melómano. Rudy Van Gelder, RVG para los iniciados, figuraba en la mayoría de las contraportadas de aquellos que había que conservar a cualquier precio.

Bien es cierto que la estrategia de la industria unida al progreso en el formato final de los discos, que no en la calidad de las grabaciones originales, no harían otra cosa que obligarme a reiniciar la colección, tan discretamente  en cada ocasión como discretos eran los medios a mi alcance y el  tiempo para su disfrute.
De los CD  AAD, pasaron a ADD y luego a DDD, y como la codicia de las “majors”es infinita, vinieron después los de 16 y 24 bits, llegando a editar las viejas e inmejorables grabaciones, remasterizadas por el mismísimo RVG,  hasta que la avaricia rompió el saco. Otra figura retórica que siempre consideramos como improbable y que en este caso se convirtió en un prodigio real.

Ahora los bits los ponemos los usuarios a demanda, el bitrate de las grabaciones,  como disquisición interminable entre la cantidad de espacio que va a ocupar la grabación en el disco duro y la calidad de los Flac, lossless, etc. que nos ofrecerán  versiones cuasi fidedignas de las cintas master del laboratorio de este buen hombre RVG. Todo ello con el único coste para el aficionado, del tiempo dedicado a buscar información sobre artistas y discos excepcionales y sobre aquellos lugares donde te los prestan desinteresadamente. Es la auténtica revolución cultural, mal que les pese a los intermediarios en el negocio frutero (esa es de los Sabandeños), aquellos que en el pecado llevan la penitencia. Otro refrán aparentemente sin fundamento, y mira por donde se convierte en certeza.                    
Mi ingenuidad inveterada me invitaba a buscar colecciones nominales de RVG, inexistentes, o al menos de estuches o recopilaciones de sus trabajos, algo imposible.

Millares de discos elaborados en el modesto estudio en casa de sus padres y en el propio de Englewood Cliffs, por donde pasaron no solo los que entonces eran los mejores músicos del jazz, sino además, los inventores de este género.
Y ahora que se ha marchado RVG, hace una semana, con los 91 cumplidos, es obligado agradecerle su trabajo, y  ofrecerle el lamentable “Perdona por Dios” que les daban antes a los pobres pedigüeños a modo de negativa. Ahora ni eso. Ni hay pobres ni pagamos por la música. Y el fin del mundo sigue sin llegar.

Seguiré buscando y atesorando sus grabaciones, como quien colecciona llaveros o vitolas, con la seguridad de que se irán al final como las lágrimas bajo la lluvia. 

Pero es que nadie, ni nada, es perfecto, como escribió L.A.Diamond para la peli de Wilder. (Otros dos que también deambulan frecuentemente por el internauta albergue de la sexta felicidad de los cinéfilos.(Esa es de Mark Robson, creo,).

Por ejemplo:

·       1954: A Night at Birdland - Art Blakey Quartet
·       1956: Saxophone Colossus - Sonny Rollins (Prestige)
·       1957: Blue Train - John Coltrane (Blue Note)
·       1958: Somethin’ Else - Cannonball Adderley (Blue Note)
·       1960: A Night in Tunisia - Art Blakey & the Jazz Messengers (Blue Note)
·       1961: Up at Minton's - Stanley Turrentine
·       1962: Live at the Village Vanguard - John Coltrane
·       1964: A Love Supreme - John Coltrane (Impulse!



 






  
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es una manera de ejercer la libertad.

Archivo del blog