Google+ Followers

domingo, 19 de julio de 2015

! ATCHUNG ! Ya va siendo hora de que aprendamos el lenguaje de signos.-




Aviso sin palabras, lenguaje universal de la imagen.-
Pensado para turistas y para aquellos ingenuos que creen que están de paso. Que haylos.
 (Consejos escritos al margen, para los más concienciados) Solo trascribo los títulos..

1.- Mantenga su bolso cerrado y sitúelo frente a usted.
(Previamente ha pasado por el escáner de la Agencia Tributaria, solo sirve el aviso para los optimistas irredentos)
2.-No muestre su dinero.
(Esto es puro sarcasmo, del cancionero tradicional: Tenía pero hace tiempo...ahora ya no tengo ná. El aviso desata la melancolía).
3.-Divida sus propiedades y guárdelas en sitios diferentes.
(Intenta dividir tu casa, tus hijos, tu vida, y si lo consigues serás bienaventurado).
4.-No ponga su cartera en el bolsillo trasero.
(Es mi pasatiempo favorito, declarar mis sicav, mis socimis, mis cuentas suizas y andorranas. Lástima que nunca han picado y no me han robado el taco de tarjetas falsas que suelo llevar en dicho bolsillo. Algún dia me llevo un disgusto).
5.- No siga los consejos de extraños en los cajeros automáticos.
(Ni en los automáticos ni en los otros. La experiencia ha sido desoladora).
6.-Vigile su bolso y sus bolsillos mientras hace fotos.
(Autorretratos y con el palito. Suelo vigilar quién anda por detrás, con escasos resultados. No quieren salir en la foto, ni cesar en el empeño).

7.- Si tiene algún problema, acuda a los vigilantes y pida ayuda.
(Otra vez te ofrecen sujetarte a una barandilla invisible, frente al abismo. Los vigilantes del Louvre - de donde copio el aviso- se pusieron en huelga ante la inutilidad de su labor, incapaces de terminar con la lacra de quién se confunde entre los ciudadanos con aviesas intenciones, pingües resultados y total tolerancia de las autoridades. Aquí no es de esperar que jueces ni policías decidan dejar de detener a los imputados. Obsérvese que a los ladrones de banco, aluniceros, rateros, carteristas y similares, jamás los llaman imputados en la prensa. A los otros, el imputador que los desimpute buen desimputador será. Los polis franceses son, al menos, coherentes y ven que detener por detener, es detener pa ná).
 
Conste que las veces que he pedido ayuda, me han dicho las autoridades que ese es un asunto privado entre particulares (El otro particular era el ayuntamiento, el banco, la compañía telefónica) y que, si lo creo conveniente, acuda a los tribunales ordinarios.

- ¡El ordinario lo será usted¡- me surge cada vez que escucho algo semejante.  y aquí sigo intentando hacer lo único lícito que me está permitido, risas.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Archivo del blog