Google+ Followers

domingo, 26 de julio de 2015

LIBROS, LIBROS... 2 (CAMPO DE RETAMAS).-





Afortunadamente, en la intemperie me entró el mono, la necesidad de leer a alguien, sublime alma gemela, semidiós del pensamiento y domador de vocablos, “El más grande escritor vivo en lengua castellana”. 
Hideputa el artista que compuso la bufanda o faja del libro con semejante desvario. Lo de  “El más”, ya resultará irritante para el lector y abominable para un escritor acérrimo luchador frente a la estupidez hecha verbo, lo de “vivo”, se presta a especular cual va a ser la situación de Rafael en el olimpolarío, y el adjetivo “castellano”, no deja lugar para los forasteros. Esa exclusión de lo ajeno, en el fondo beneficiará a Ferlosio, aunque quizás la grandeza ya no resulte tan superlativa, e incluso tenga que figurar en alguna división menor, la de los agotados, o lo que puede ser ominoso, la de los libros que te regalan al suscribirte a algún paquete audiovisual o a cierto dominical agonizante.

En todo caso, seguro que al escritor el asunto le trae al pairo, y solo el enunciado implícito, el "todavía vivo" seguramente turbará su apacible y merecido descanso y le hará añorar la edad en que uno puede desabrocharse el cinturón, sin temor a que los pantalones se vengan abajo y liarse a hebillazos con los mercaderes indignos del templo de la sabiduría.

Todavía vives Rafa, y ya están vendiendo , y apostando, tu túnica postrera, la de estameña parda.

Se supone que una vez muerto, nuestro nonagenario autor, no valdrá un comino, según sus publicistas, y estoy hablando de una de las fuentes del Nilo literario personal de quien esto escribe, de Sánchez Ferlosio, el hermano de Chicho para entendernos. Y si, las otras fuentes son Benet y Pla, aunque me consta que ciertas aguas menores de Camús siguen regando este páramo cuando el gran rio sufre estiaje.

Sucede con esta buena gente que, te abren el apetito, te muestran una carta pletórica de delicadezas gastronómicas a las que unicamente la templanza te induce a forzar el aplazamiento en la degustación de ciertos platos para visitas sucesivas. 

Así, comienza con Cervantes, ese señor manco cuyos huesos perdidos están dando de comer a mas de cuatro, y su faceta filosófica, la de moralista ya la conociamos. Una cita suya me viene reconfortando o apesadumbrando, que ya no sé, a lo largo del verano.

Dice algo así como: “Toda etica de ahora fue la estética de ayer”, y pienso lo que realmente me está diciendo, que toda la estética de hoy, el mal gusto y el abandono populares, se va a transformar inevitablemente en la ética de mañana, en usos y costumbres, en tradiciones milenarias que van a justificar, a seguir justificando el latrocinio, y el deguello (este teclado no tiene diéresis, primara confirmación del aforismo cervantino).

Y solo es el comienzo, Ferlosio,  sigue a continuación con Juan de Mairena, me induce a sumergirme en ese Antonio Machado, para recordarme, que permanece inédito y oculto casi, desde el momento en que ciertos inefables del régimen lo tomaron como estandarte y llenaron su panoplia con frases fuera de contexto del bueno de D. Antonio. Otra adicción más para un servidor, y van...

Hube de acudir a las librerías, o lo que queda de ellas, para conseguir el “Campo de retamas”, y perdermer entre esos aforismos, pecios maravillosos que salen a la superficie iluminando el espíritu y alejando la tristeza de quien necesita esa pócima del buen hacer y mejor pensar, de ese Montaigne extremeño, por mas que presuma de romano que, pienso es uno de los grandes desconocidos de nuestra cultura, y que ni siquiera la impostura de Cercas, otro grande, de colocar en los inmerecidos altares del heroísmo al papá de Rafael, en su “Soldados de Salamina”, pudo sacar a relucir ante el gran público (los del necio vulgo de antes) una figura  como la de este hombre. Snif.

P.D.-
Vicisitudes molestas e interminables, las que ha sufrido el escritor librepensador ante el acoso de del poder imperial, necesitado de incorporar a su imágen de cultura y progreso  alguna figura indiscutible del intelecto patrio, figura diferente de los cantajingles catamañanas, que tantas tardes preelectorales han fomentado su caché a expensas de la deuda pública, sea municipal, sea autonómica.

 Al final, previvisible, lo han dejado por imposile, tolerando e incluso pagando por su opinión independiente e imperturbable. Y es que, como dice en algún pecio:

"Tienes que cuidar y mimar tus ideas hasta llegar a los sesenta. Por encima de esa edad va a ser el unico patrimonio que te acompañe hasta el fin de tus dias".

P.D.(2).-
Las retamas, aparte de obsequiarnos con espectaculares flores amarillas en tiempo de, y por tanto suministrar nectar a las abejas sin las cuales no, son llamadas en el pueblo de Rafael, y tambien en el mio, escobas. Esa ha sido su utilidad durante siglos, una pequeña gavilla de sus tallos secos, anudada con cuerdas y ligeramente despuntada en su extremo, ha constituido de manera natural, el unico instrumento para barrer la suciedad.
Obviamente eran otros tiempos, y otras alegorías.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Archivo del blog