Google+ Followers

miércoles, 26 de agosto de 2015

Un año atípico, o no.-


La ausencia de lluvias desde no se sabe cuando, secaron los desagües, los sifones hidrícos que dificultaban el transito de las ratas a su través.

El excesivo calor de junio y julio contribuyeron sin duda a facilitar su multiplicación, la de ellas.
Simultanea y misteriosamente los gatos del barrio desaparecieron.

Debo pensar que la estricnina sigue funcionando, a pesar de que su uso esté prohibido.

También la impunidad funciona a este nivel, no es cosa de rasgarse las vestiduras por otro delito sin castigo, otro de tantos.

Contra las ratas tenemos soluciones eficaces, contra los desaprensivos (1) no hay manera.

Hoy han caído los gatos, mañana …




(1) El caso es que desaprensivo no es sinónimo de delincuente, de criminal, y preferimos llamar a las cosas por nombres blandos, adjetivos impregnados de la mayor moderación, creyendo que así hacemos un mundo mejor. Va a ser que no.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es una manera de ejercer la libertad.

Archivo del blog