Google+ Followers

martes, 21 de marzo de 2017

MARTIN NIEMOELLER REVISADO.-

O como los problemas ajenos nunca son un problema.



Cuando los ladrones se llevaron el dinero de la nación,
Guardé silencio,
Porque no era “mi” dinero.

Cuando emigraron los jóvenes al extranjero.
Guardé silencio,
Porque “yo” no era joven.

Cuando hicieron desaparecer la sanidad pública,
No protesté
Porque estaba sano.

Cuando dejaron de pagar las pensiones,
No pronuncié palabra
Porque no las necesitaba.

Cuando rompieron el país en pedazos,
No dije nada
Porque no era “mi” país.

Cuando no ayudamos a los pobres inmigrantes,
No levanté la voz
Porque ellos no eran yo.

Cuando finalmente quedé solo, pobre, anciano y enfermo.
No quedó nada ni nadie a quien poder recriminar.

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es una manera de ejercer la libertad.

Archivo del blog