Google+ Followers

viernes, 13 de septiembre de 2013

MI PRIMERA FOTO (CON SOR MARIA).-


Creo que venía mucho por casa esta buena mujer.  (Es broma).

Deberían darse una vuelta por el jardín de la ética, ciertos periodistas, amarillos como la bilis, antes de personalizar un asunto como este en una monjita - desconozco el  porqué las llamamos monjitas y no monjas - en un hospital concreto, y en unas fechas determinadas.

Algo que se ha hecho durante décadas, y se sigue haciendo - quinientos niños rusos, nacidos huérfanos, esperan padres españoles - en todas las maternidades de nuestro pais, por un equipo de profesionales, obviamente tutelados por el ginecólogo y el director responsable, y con la mejor de las intenciones, conseguir el equilibrio cósmico en la vida de un niño que nace sin padres, y unos padres que quieren y no pueden tener hijos.

Quizás hoy no sea tan necesario este procedimiento irregular, y mucho menos infringiendo las leyes en un país tan respetuoso con ellas (!Hics! es el hipo del capitan Haddock, que me está dictando) pero no deja de resultar curioso que todas las madres, que no pudieron serlo en aquellos años tristes, manifiesten de golpe, y al unísono, el dolor que todo este tiempo llevan guardado en su interior.

Si alguna madre, y algún hijo han sido privados el uno del otro por las artimañas de un delicuente, y logran demostrarlo; me temo que solo tienen que acudir a la justicia (Hics), aunque prefiero pensar que miles, o decenas de miles de casos, han sido registrados con el nombre de unos padres, que han cubierto la ausencia de los propios, y que el beneficio ha sido mutuo.

Hoy puedo hablar del asunto sin miedo a lapidación. Realmente es una moda (Hics), de hace unos meses, por tanto, totalmente olvidada. 
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opinar es una manera de ejercer la libertad.

Archivo del blog